La Asociación sin ánimo de lucro comprueba y aprueba cada uno de los fines solidarios propuestos por los deportistas como beneficiarios de sus retos.

 

Todos los fondos aportados a los retos se depositan en una cuenta de la entidad bancaria Deusche Bank, a nombre de Un Kilómetro Una Sonrisa, desde donde se transfieren a las entidades sociales asociadas a cada reto, a la finalización del mismo. Con sólo un 10% de estos fondos, cada entidad social se hace cargo de los gastos de uso y mantenimiento de la plataforma 1km1sonrisa.org, así como de las costes financieros correspondientes a las comisiones por las transacciones bancarias. La trasferencia a cda entidad se realizará en los 15-20 días posteriores a la fecha de cierre del reto.

 

 

Acuerdos de colaboración con ONG

Un kilómetro Una sonrisa mantiene un acuerdo de colaboración con la asociación Acción Contra el Hambre. La entidad estima que con cada 40 euros recaudados, se salvará la vida de un niño que sufre de desnutrición aguda. El tratamiento sufragado con esos 40 euros incluye hospitalización, sueros, alimentos y un posterior seguimiento de cada paciente, evitando que esta iniciativa se convierta, simplemente, en “pan para hoy, hambre para mañana”.